L'enfer, c'est les autres...

lunes, febrero 13, 2006

Just another day...by freakish freak [continuacion:萌えー]


Ok, pues como os dije en el pasado, regresamos a un maid-café [templos de perversiones y deseos reprimidos, todo el trip operado por seres que deambulan embutidos en un uniforme de chacha (perdón, muchacha…) à la europea que te van a recibir con el equivalente de “Bienvenido a casa, señor mío..”] y coño, regresamos al mismo que habiamos asistido ese mismo lunes, pero obviamente nuestros acompañantes (nativos japoneses de nuestra camada) no podían saber esto, así que fingimos demencia y estar impresionados con cada detalle que veiamos. En realidad estabamos como que T_T
(supongo que sabes como…) por que estabamos pagando mas de cinco dolares por un non-alcoholic drink (bueno, mi acompañante sin lo de “non-alcoholic”…) y de paso, no conociendo ningún lugar nuevo.
No te voy a negar, esta vez sí fue mas divertido. Yo pedí café frío con leche (aunque no sea realmente café, no te voy a negar que me gusta) y cuando me lo trajo, la chacha (bueno, la maido) en lugar de dejar que yo le pusiera la leche y el azúca, se los pone ella y dice algo asi como que “mezclado con amor”… Me quedé todo ondeado con un “wTf” en la frente. No supe bien que hacer así que me reí, como mis acompañantes. El otro mexican, decidió jugar con la maid, proceso para el cual vas al cashier, y dices “quiero jugar [espacio destinado, a juegos no-sexuales, cosas como “UNO” and so on] con [espacio destinado al nombre de la maid] ”. El otaku que opera el café te dice “simón”, te cobra una modica suma de cinco dólares por tres minutos de juego con la maid, y ya. De repente, la maid dice tu nombre (acompañado del sufijo ~sama, que es de suma honirificación en la legua nipona) y va contigo, pone un relojito de arena junto a ella, empieza a jugar, y cotorrearte, se acaba el relog y se larga, no dirigiendote la palabra otra vez. Claro que los precios, el tiempo y detalles sin mucha importancia cambian con respecto al café, pero el principio es el mismo. Yo decidí invertir mi dinero “de manera mas duradera” y tomarme fotitos [puri-cura] con la maid que nos atendía y mis amigos.
Cómo Akihabara (Akiba pa’ los compas) se convirtió en la Mecca de los otaku (geekish people traumada con la cultura animé-manga) around the world es un fenomeno que empexo a principio de los noventas y del cual no pretendo hablar. Mas bien quiero decir como me impresiono el cambio de un lunes a un domingo, que hasta cierran las calles de tanta raza freaky que hay. Si quieres comprar un disfraz de schoolgirl, de maid, un dildo, figuras de anime tamanio real, anime usado, mangas clasicos, action figures de coleccion, una tele, lentes de camara, partes de computadoras, de televisores, un circuito cerrado de vigilancia, aparatos elcetrodomesticos (o cualquier otra cosa por el estilo), Akiba es El Lugar. Los precios no estan tan bajos pero lo que encuentras hace que valga la pena la visita. Hasta nos encotramos a unos sumos (obvio, nos tomamos unas fotos con ellos, juar).

cheerios, maidos
:P

Kentaki-sama, la Maid, Vicu-vicu-sama, y yo
(Arumajiro-sama) en poses impuestas
por la maid (nótese mi corazón chafa)

2 Comments:

Blogger diablo enlatado said...

ah pues si

el corazón no le salió nada bien

tiene que mejorarlo.

sugiero vea el video de miranda titulado "don" ahi puede ver un buen corazón

3:56 p.m.

 
Blogger fun-gus said...

El otro dia, alguien muy loco (mi hefe), me dijo que las maids podrian ser una traslapacion cultural que expresa genial el Japon de hoy en dia en paralelogia con una Geisha. Ellas cobran, tu te diviertes, y no, al contrario de lo que cree la gente, a ningua de las dos te las cojes.

4:46 a.m.

 

Publicar un comentario

<< Home