L'enfer, c'est les autres...

jueves, mayo 25, 2006

Itekimasu

Nota: La frase del subject es de esas cosas intraduisibles que llenan nuestra vida de nuances. Sería como un "ya me voy de casa". Sé que este blog apesta a húmedo. Prometo postear más seguido durante las próximas semanas. Ok, esto lo escribí justo antes de irme de Tokyo. Y está feeling aunque muy muy caduco.

Hoy me empecé a despedir de Tokyo, y pues de Japón en general. Despues de una partida –à vraie dire, varias- de tamborcitos, un suculento katsu-don (platillo que he comido por mas de dos semanas consecutivas…), y un McFlurry para cerrar con broche de oro (la locación donde los conseguimos parece ser el único lugar en Japón donde los venden por el momento…) me dirigí al Roppongi Hills Building, donde hay un museo de arte (Mori Art Museum) en el piso 52 (yei, la lada telefónica de México!) y una vista de los mil diablos. Ví una expo de foto de un chino –hong-kongés…same sh*t- y luego me dirigí al bar. Pedí una copa de vino de siete dólares y me puse a fumar un cigarrillo de melón verde en tripant la hermosa vista. La melancolía y la tristeza infinita invadieron mis venas. La verdad es que me encanta Japón, es una civilisación super interesante, una cultura sorpendente….but I’d rather get home now…y quedarme con un buen recuerdo. En el segundo vaso de pinot –que, por lo menos, estuvo mas repo que el primero- llegó un gringo a preguntarme que si podía usar el cenicero,a lo cual accedí. Lo ví, y un milésimas de segundo después de ver su cabeza –el corte de pelo- deduje que era un army….en fin, le pregunté de donde era para hacer la atmósfera menos densa –West Virginia- y el me preguntó lo mismo. Le anuncié que era un beaner, y dijo que él conocía Mx. Wow, un gringo mas de la army que va a putear del otro lado de la frontera para agarrar aguachile…en fin, medio se acabó su cigarro y luego peló. Yo me quedé viendo el panorama y tomé fotos. Al bajar al underground, iba viendo cada estación y acordandome de lo que pasé en ellas –el concierto con sir PvD en Ebisu, las innombrables veces que anduve en Shibuya- y tripeando los kanjis. Con dos vasos de vino barato a huevo que te pones a divagar, y fue el caso (se trató de un vino que se llamaba “voyage”, lo pude ver en la segunda servida, y pensé que podía comprar con lo que pagué dos vasos dos contenedores de esa madre, in the proper place). Cuando me despedí del otro beaner del area, el wey me salió con una frase que me pegó."Bueno señor, es el final de una época". Creo que en ese momento me hizo click. Sabía que nunca más iba a estar slackeando de tal manera en una urbe gigante, que voy para la uni, y que dejaba oh-so-many-things behind. Lo sorpendente de la vida es que cualquier persona puede salirte con una frase del tipo en un momento, hum, crucial o por lo menos memorable.

Y pues, al final, qué queda decir?…que en Japón hice todo lo que que quise?…que por venirme aquí te perdí?…que debería de haber buscado el huevo de Godzilla con mas detenimiento?…el punto es que, aunque mi japonés no esté tan bien como el de cualquier bárbaro (alemán), me siento feliz, y en cierta manera realizado. No me fui a Alemania por miedo de venirme a Japón, no me quedé en Francia valiendo verga, ni mucho menos en el pueblo de Ense-nada. Acepté mi trip y me quedé por ocho meses con compañeros de clase fisiologicamente horripilantes, Llevé a cabo la mayor parte de mi año de intercambio y les dije fuck-U a quienes se lo merecían. Amén.

Y no, no soy cristiano.



Creo que me voy a poner a ver mi recien adquirido DVD de Lost in Translation. A ver si ya le entiendo a algo. A ver si me saca un poco de nóstalgia.

3 Comments:

Blogger La Délisse said...

y ahora?

8:27 p.m.

 
Blogger fun-gus said...

Ahora me quedo en Francia a añejarme un rato. Y despues a (la otra) casa. Y de ahi a la Uni. Brrrr.....

:S

7:19 a.m.

 
Blogger lags said...

that's good to know...that you're my brother, not "a" brother

1:58 a.m.

 

Publicar un comentario

<< Home